PILATES Vicky Timón | Testimonios
451
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-451,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Comencé a asistir a clases de Pilates porque tenía entendido que era un buen ejercicio para mantener el cuerpo en forma. Durante varios años estuve compitiendo en triatlón. Cuando llegué al centro de Pilates había dejado casi por completo el ejercicio físico y mi cuerpo se encontraba resentido por las exigencias de los entrenamientos y a la pérdida del tono muscular al haber dejado de lado el deporte.

Llegué al centro, porque buscaba un estudio especializado en Pilates, cerca de mi casa. Pero no cualquier centro. La clase que hice que prueba fue decisiva para quedarme.
Desde que el Pilates ya es una rutina en mi vida, noto mi cuerpo en forma, tonificado, lo siento saludable y han mejorado muchos de los dolores que sentía, bien por lesiones antiguas o por temas posturales. Me siento mucho más consciente de mi cuerpo y he recuperado algunas agilidades físicas que había perdido o incluso no sabía que tenía.

Sin duda recomendaría las clases de Pilates del Centro Vicky Timón, es más siempre que puedo lo hago. Está formado por un equipo de grandes profesionales, con un conocimiento muy profundo del cuerpo y de su interrelación con las actitudes en el día a día de manera que, cuando sales de las clases, te llevas un buen aprendizaje fácil de integrar, evitando que se vuelvan a producir lesiones y con un mayor autocuidado y conocimiento del propio cuerpo. Sus propuestas son siempre novedosas y las clases se hacen muy amenas y productivas. Otros factores no menos importantes son por un lado el espacio, realmente acogedor, donde siempre tienes disponible una infusión y un espacio para estar, un vestuario cómodo con duchas y siempre limpio y por otro lado la buena relación que se establece con los demás asistentes a la clase, debido sobre todo al clima que facilitan las profesoras.

Gloria G.

Me dolía la espalda de “la cabeza hasta los talones”. Necesitaba hacer algún ejercicio físico que me permitiesen mis limitaciones, me decidí por Pilates y tras varias visitas a diferentes centros en los que me pusieron “muchas excusas”, en el Centro de Pilates Vicky Timón me recibieron con mucho interés. Ahora no me duele la espalda. Lo recomiendo por el gran nivel de profesionalidad.

Miguel Ángel R.

Empecé las clases en el Centro de Pilates Vicky Timón porque me sentía muy desentrenada a nivel de musculatura y tenía muchos dolores de espalda. He mejorado ostensiblemente en fuerza, tono, flexibilidad e incluso estéticamente. Se lo recomendaría a cualquiera y de hecho se lo he recomendado a toda la gente que conozco.

Lola G.

Antes de asistir al centro mi columna estaba fatal, dos discos aplastados y el músculo rígido. Tenía dolores muy fuertes en la pierna, dolores que iban de arriba hacia abajo. El traumatólogo me lo recomendó hacer Pilates. Llevo casi 3 meses asistiendo a las clases, y la verdad que me siento mejor. Si alguien me pidiera un consejo, no dudaría en recomendar el centro, tienen muy buenos profesionales.

Rubi H.

Antes de empezar a asistir a Pilates con Vicky Timón y sus grandes profesionales, no podía ni vestirme, tenía que hacerlo sentada. No podía atarme los zapatos. Probé una de sus clases y pude comprobar cómo están atentas a que hagas el ejercicio correctamente. Había probado en otros sitios y no se preocupaban tanto por corregir los errores posturales. Ahora me puedo vestir y atar mis zapatos con normalidad, me siento muy bien después de las clases. Lo recomiendo porque realmente se notan los beneficios. Se nota que son personas muy entregadas a su profesión y al cuidado de las personas que asistimos a su centro. Donde, si tienes una lesión, adaptan los ejercicios para que puedas trabajarlos con normalidad.

Carmen B.

Hacía 3 años que había dejado de jugar tenis y necesitaba hacer algún tipo de ejercicio que no fuera en un gimnasio. Una amiga me recomendó el Centro de Pilates Vicky Timón. Por su puesto me hace bien fisicamente (postura, respiración, etc) y eso me influye anímicamente de una manera positiva. Recomendaría vuestras clases porque no son masivas y por lo tanto los que concurren a ellas pueden ser correctamente supervisados y porque os considero muy profesionales.

Ani C.

Estaba recuperándome de una doble dolencia: un dedo del pie roto y una lumbociática que me tuvo de baja casi cuatro meses. El neurocirujano me recomendó ‘Pilates’ sus palabras fueron: “Yo no lo he practicado nunca pero todos los pacientes que tengo y lo hacen, han mejorado”. Entonces una muy buena amiga que conocía a Vicky me dijo que antes de ir a cualquier sitio, tenía que probar con Vicky ya que ella llevaba años allí y le parecía ‘muy buena’. Las recomiendo porque, “Son saludables” porque ayudan en el día a día.
De hecho hay dos conocidas que se han animado a venir también y mi madre, hace año y medio, se recuperó en poco más de mes y medio de una lumbociática que la dejó en silla de ruedas alguna semana, asistiendo a consultas privadas con Vicky.

Pues, creo que las crisis, aunque las he tenido, no me han obligado a ‘estar de baja’, este año descubrieron una nueva hernia discal y problemas en el cuello, informarle de ello a Vicky nos ayuda a saber en dónde tenemos -tengo- que poner más atención.
En este sentido, he mejorado mucho, creo, mi conciencia postural y trato de cuidar mis posturas diarias, incluso las nocturnas, me di cuenta este mismo año. después de casi cuatro años de asistir a clase, que dormía con los hombros elevados, he cambiado mi almohada y ha mejorado mucho mi descanso. También con la recomendación de Vicky.

Conchi G.

Estaba francamente mal. No podía subir las escaleras poniendo un pie en cada escalón. El reumatólogo me recomendó hacer Pilates e ir al fisio. Ahora tengo mucho más movilidad. He vuelto a subir los escalones normalmente, incluso puedo subirme a una silla, cosa que antes no podía hacer. Tengo más fuerza en las piernas. Recomendaría las clases del Centro de Pilates Vicky Timón por su competencia, seriedad y el buen ambiente.

Monique P.

Antes de llegar tenía muchos ataques de lumbalgia por tener una hernia y numerosas protrusiones. Desde que hago Pilates estoy bastante mejor, además he mejorado mi postura notablemente y el ir a Vicky Timón es porque la conocía de antes y sé que es una persona muy preparada y responsable que me da mucha confianza motivo por el cual también la recomiendo.

Marian S.

Tenía molestias en espalda, por trabajo y estrés así que decidí comenzar a hacer Pilates para mejorar mi salud corporal y mental. Ya no tengo contracturas en la espalda y he rebajado mi nivel de estrés. Las clases y las profesionales del Centro Pilates Vicky Timón son un buen camino para encontrar el bienestar físico y la felicidad.

Ricardo U.

Tuve una fuerte lesión lumbar que me tuvo sin poder moverme casi 2 meses y luego con una movilidad muy reducida y con mucho dolor. Estaba realmente mal. Anteriormente había tenido problemas lumbares pero nunca tan fuerte y que me durase tanto tiempo como esta última. En principio te diré que comencé a hacer Pilates por recomendación de varios traumatólogos y neurocirujanos que trataron mi lesión lumbar. Y el ir a este Centro fue porque me hablaron maravillosamente de él y de Vicky Timón, dos amigas mías. Una es alumna del Centro, Conchi y la otra, profesora de aerobic, Mery.
Sin dudarlo un segundo, recomendaría este Centro. Por su grandes profesionales, la amabilidad y generosidad que se respira en él, por su magníficas instalaciones y por último por vuestra integridad.

Sin dudarlo un segundo, recomendaría este Centro. Por su grandes profesionales, la amabilidad y generosidad que se respira en él, por su magníficas instalaciones y por último por vuestra integridad.
¿Que cómo ha mejorado mi vida? Mi vida ha dado un giro de 360 º en varios sentidos. Por supuesto, físicamente, pero también mental. He aprendido, y sigo aprendiendo mucho sobre mi cuerpo, mi dolencia y sobre lo divino y lo humano. Son clases magistrales. Gracias, gracias, no tengo palabras suficientes para agradecer a Vicky todo lo que me ha ayudado y sigue ayudándome. Gracias, también, por supuesto a Eva, por su ayuda en todo momento.

Mariló M.

Estaba buscando un lugar donde hacer Pilates y os encontré por recomendación de una amiga. Siento que desde que estoy en el centro de Vicky Timón estoy mejorando mi espalda y la flexibilidad. Lo recomiendo este centro por su profesionalidad, seriedad y atención personal.

Jesús O.

Antes de comenzar las clases me sentía muy oxidada pero gracias a la recomendación de una amiga me animé a probar. Desde que estoy en el centro de Pilates Vicky Timón me siento más flexible y segura. Lo recomiendo por varias razones pero la más importante es cada día te encuentras mejor y hay motivación por parte de las personas que dirigen este centro, te hacen sentirte bien

Mª Angeles G.

Sentía don dolor físico y mi doctora me recomendó hacer Pilates. Desde que estoy en el Centro de Pilates Vicky Timón mi musculatura es más fuerte y tengo menos dolor.

Duli V.

Antes de empezar en las clases de Pilates estaba física y anímicamente muy floja y con una lesión de espalda de la que tuve que ser operada. Había probado en el Polideportivo unas clases de Yoga-Pilates (así lo llamaban) que me gustaron pero no estaban controladas por la cantidad de gente que asistía así que mi osteópata me aconsejó que probara con Vicky Timón. Mi vida ha mejorado físicamente en que la recuperación de la operación fue buena y cogí fuerza más rápido que si hubiera ido solamente a la rehabilitación del Hospital y Psicológicamente también cogí fuerza para enfrentarme a las lesiones sin miedo (en algunos momentos fue pánico) y entender que el cuerpo duele y que por eso no hay que quedarse paralizado.

Esto es gracias, en parte, al trabajo que hace Vicky con nosotros en clase ya que consigue que nos concentremos y poco a poco tengamos propiocepción (que al principio fue casi imposible para mi) y que seamos conscientes de nuestro cuerpo y de lo que muchas veces hacemos mal .Creo que para much@s Vicky es nuestra maestra y nuestro” Pepito Grillo” 🙂
Las recomiendo por la profesionalidad y porque son reducidas y controladas.

Patricia N.

Antes de empezar las clases de Pilates tenía habitualmente dolor de espalda y necesitaba al osteópata al menos 1 vez al mes. Por recomendación de mi jefe ( que es osteópata ) que conocía a Vicky me animé a probar las clases. El dolor de espalda ya es anecdótico y la visita al osteópata es por ver a los amigos. Yo recomiendo las clases del centro Pilates Vicky Timón porque además de mejorar en el tema dolor te ayudan a ir controlando las posturas del día a día y así poder evitar posibles lesiones, y a parte de ayudar divierten.

Cristina L.

Estaba muy rígido, me faltaba elasticidad y con tendencia a las lumbalgias y malestares de espalda. Sabía que tenía que hacer algo y mi hija me recomendó el centro Vicky Timón. Probé un día y ya me quedé, ahora llevo unos 4 años y no cambio, aunque vivo a 50 km. Es lo mejor que he hecho en mucho tiempo, he establecido una disciplina postural que intento aplicar a lo largo del día y me siento mucho más elástico, más activo y más joven. El Centro es de gran calidad, se preparan muy bien las clases, nada monótonas, un equipo muy bien formado y muy cohesionado, muy buena comunicación entre profesores y alumnos, se genera mucho afecto entre ambos. El local es muy bonito, tiene el encanto de lo natural.

Fernando S.

Tenía problemas lumbares. Menos fuerza en la zona pectoral por operación de cáncer de mama. Mala postura de hombros y de espalda. Investigué qué clases de Pilates había por la zona y algunos conocidos me recomendaron el centro de Pilates Vicky Timón. Ha mejorado considerablemente mi espalda y la zona pectoral, aparte de haber corregido bastante mi postura. Ando o me siento más derecha o hago trabajos cotidianos protegiendo mi zona lumbar…

Las clases son amenas y diferentes cada semana, se nota que están pensadas. Las monitoras se preocupan de corregirte y explicar el método para que el trabajo individual sea efectivo. Los grupos son reducidos. Yo llevo un año y sigo aprendiendo y disfrutando cada día. Si algún día no puedes asistir, te facilitan el cambio a otro para no perder la clase. El trato es fantástico.

Almudena N.