PILATES Vicky Timón | Plataforma de vibración, si o no
621
post-template-default,single,single-post,postid-621,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,wpb-js-composer js-comp-ver-5.7,vc_responsive

Plataforma de vibración, si o no

Entrenamiento integral sobre plataforma vibratoria.
Por Vicky Timón
Cuando escuchamos hablar de una plataforma vibratoria podemos pensar que es una máquina en la que te subes y te da un masaje. Esta es una de sus posibilidades pero su uso es mucho más amplio. A través de diferentes posturas, mantenidas o con repeticiones, consigues resultados sorprendentes debido a que todas las fibras musculares trabajan al 100%. Es difícil de creer si no lo pruebas. Esta nueva forma de entrenamiento está causando furor por su eficacia pero también porque los resultados son visibles en mucho menos tiempo que los de un entrenamiento habitual.

La ex Unión Soviética la utilizaba para entrenar a sus deportistas y astronautas hace ya mucho tiempo. Gracias a ello batieron numerosos records deportivos y no deportivos como el de estancia en el espacio, 420 días contra los 120 días que consiguieron los americanos por aquel entonces. Hoy en día el entrenamiento por vibración ha evolucionado espectacularmente ofreciendo resultados probados en deporte, salud y medicina.
Una plataforma de vibración puede transmitir hasta 50 estímulos de contracción muscular por segundo. Son contracciones musculares por reflejos, que permiten contraer la musculatura de forma inconsciente y automática. La diferencia con otros métodos de entrenamiento es, precisamente, el porcentaje de contracción de las fibras musculares, en los entrenamientos tradicionales se trabaja entre el 60 y 80 % mientras que con la plataforma se consigue hasta el 100%.
Las sesiones de trabajo para todo el cuerpo son de 30 minutos y al acelerarse la velocidad del flujo sanguíneo se queman más calorías y aumenta la eliminación de residuos. Este proceso hace que la regeneración muscular post-ejercicio sea más rápida.

Vibración contra entrenamiento tradicional. ¿Quién gana?
El método de entrenamiento por vibración es relativamente nuevo, por esta razón todavía queda mucho por decir e investigar, sin embargo, la mayoría de los estudios llevados a cabo hablan bien de sus efectos en cuanto a estética, deporte, rehabilitación y geriatría. sobre el entrenamiento tradicional de musculación también se ha escrito mucho, lleva más tiempo en el mercado y hay opiniones para todos los gustos, también hay entrenamientos para todos los gustos. La vibración es un complemento, un extra, que se le suma al entrenamiento de toda la vida, ten en cuenta que, por ejemplo, la sentadilla es el ejercicio clásico más usado para el fortalecimiento de las piernas, pues bien, en la plataforma seguirás haciendo sentadillas pero con la particularidad de que todas las fibras musculares del tren inferior participan en el ejercicio.
La diferencia real es que sobre una plataforma puedes hacer sentadillas sin moverte y durante solo 60 segundos, consiguiendo resultados imposibles de reproducir de otra manera, sin embargo, este ejercicio sin movimiento no implica un gran trabajo del Sistema Nervioso Central (SNC) pues no es necesario mandar órdenes precisas de movimiento a los músculos.
Entonces ¿con que método de entrenamiento se trabaja mejor?. Para gustos están los colores. Lo ideal es poder combinar los dos aunque los dos seguirán teniendo seguidores y detractores hasta que no se demuestre científicamente que uno de ellos sea contraproducente para la salud.

¿Para que puedes usarla?
1.
 Para calentar pues aumenta rápidamente la temperatura de los músculos y los prepara para el esfuerzo que requiere la sesión de entrenamiento.
2. Como máquina para entrenar en menos tiempo porque en 20 minutos conseguirás el mismo resultado que durante una hora en una sala de pesas, siempre que tu entrenamiento esté orientado a la mejora de condición física general, fuerza explosiva y el estiramiento.
3. Para complementar cualquier tipo de entrenamiento con estímulos diferentes que evitarán el estancamiento.
4. Para mejorar el aspecto físico ya que ayuda en la no aparición y eliminación de la celulitis, mejora el aspecto de la piel y el drenaje linfático.
5.
 Para rehabilitar lesiones, aumentar la densidad de masa ósea (previene la osteoporosis) y mejorar los síntomas de la artrosis y la esclerosis.
6.
 Como antidepresivo porque gracias a la activación orgánica se produce un aumento de las endorfinas, las hormonas del bienestar y la euforia.
7. Para aumentar la propiocepción, o el “sentir del cuerpo” y mejorar la técnica de los ejercicios habituales de otros sistemas de entrenamiento.
8. Además, su uso mejora la movilidad, refuerza articulaciones y tendones, aumenta la producción de colágeno mejorando la tonicidad de la piel, aumenta la producción de testosterona, ayuda en el control del estrés y mejora la coordinación y el equilibrio.

Sin embargo, existen algunas contraindicaciones como el embarazo, patologías cardiovasculares, tumores, implantes recientes (tornillos, pernos, etc), lesiones tras operaciones o accidentes, epilepsia, diabetes grave, hernia aguda, migraña aguda, prótesis de rodilla y cadera, marcapasos e infecciones recientes. En estos casos no se aconseja su uso pero siempre será el médico el que tenga la última palabra.
Visita nuestra web

No Comments

Post A Comment